Pero hoy vamos a centrarnos en esos lugares con mucho encanto que se pueden ver en poco tiempo. Recomendamos, con la ayuda de Sercotel Hotels , 10 ciudades españolas a las que escaparnos durante un fin de semana para no quedarnos aburridos en casa, y es que nuestro país tiene mucho, pero mucho que ofrecer Con una localización inmejorable y un cruce de civilizaciones presente en cada uno de sus rincones, la ciudad andaluza se nos presenta con un dinamismo y una cultura inigualables.

En ella no solo se encuentra una de las insignias con mayor patrimonio histórico del país, La Alhambra. También podemos visitar otros lugares muy atractivos como el centro histórico, con la Catedral, símbolo de la cristiandad granadina. La zona del Albaicín también es visita imprescindible si nos escapamos a la ciudad andaluza.

Dicen que Salamanca es un destino de pura emoción y que hay muchas razones para visitarla: A través de este paseo se puede admirar la Clerecía y la Casa de las Conchas. Para aquellos que prefieran escaparse a la costa y empezar a tomar el sol antes de tiempo, su destino ideal es Sitges, en la provincia de Barcelona. Escaparnos a esta ciudad es sinónimo de disfrutar del buen vino y de un buen tapeo en su famosa calle Laurel. Bañada por el río Ebro, Logroño es muy agradable para recorrer a pie mientras admiramos el equilibrio entre tradición y modernidad, entre antiguas y nuevas edificaciones y entre su Casco Antiguo y los nuevos barrios que poco a poco van ampliando la ciudad.

Aprovechando nuestra visita a Logroño, no podemos dejar de visitar alguna bodega en la que degustar buenos caldos y conocer todo lo relacionado con el mundo enológico de La Rioja. La primavera es una de las mejores épocas para visitar la Región de Murcia. La moderna y acogedora ciudad de Pamplona cuenta con una amplia oferta de actividades para todos los gustos. Un recorrido imprescindible en la ciudad navarra es la Ciudadela y sus murallas, un complejo defensivo que constituye uno de los mejor conservados de arquitectura militar en la península.

Una muestra típica de la gastronomía vasca son los pintxos , esas pequeñas delicias llamadas nanogastronomía o cocina en miniatura. Hay numerosos bares y rutas de pintxos para degustarlos. El Mercado de Abastos es una visita obligada en la ciudad, ya que es el mejor escaparate de productos típicos locales y especialidades.

Los amantes de los vinos pueden disfrutar de la enogastronomía a través de las enotecas, donde los especialistas aconsejan qué concuerda con el gusto de cada uno. Nos escapamos un fin de semana a la ciudad vasca para recorrerla al completo. Bajo las miradas de las Torres de Isozaki, pasamos por delante del Palacio de Ibaigane, ejemplo de la arquitectura residencial neovasca donde se respiran la historia y solera de Bilbao y el Athletic. Continuamos hacia el Guggenheim por la Alameda Mazarredo y el Puente de la Salve, donde nos espera Puppy para abrirnos al arte, tanto fuera como dentro del museo.

Para llegar hasta aquí se puede seguir el Camino Lebaniego desde Muñorrodero o atravesar el desfiladero de La Hermida y hacer parada en Potes. Dónde dormir Posada Las Espedillas lasespedillas. Para comer Las alubias blancas con chorizo del mesón Los Llanos 73 30 No te lo pierdas Subir al Teleférico de Fuente Dé cantur. Frontera natural entre Lugo y Ourense, este agreste territorio ya era conocido en la Edad Media como Rivoira Sacrata por sus numerosos monasterios, como el de San Pedro de Rocas o el de Santa Cristina.

10 lugares en España perfectos para una escapada de fin de semana

La ruta debe comenzar en Monforte de Lemos y alcanzar Nogueira de Ramuín, junto a los cañones del Sil. Dónde dormir Parador de Santo Estevo parador. Para comer O Grelo resgrelo. Se conserva en un relicario con forma de cruz de doble brazo en la basílica que encuentra acomodo en el interior del castillo. Un consejo: Dónde dormir Hotel Almunia hotelruralmurcia. La habitación es la de los Templarios. Para comer El Casón de los Reyes elcasondelosreyes. No olvidar pedir de postre el torrijón. No te lo pierdas Completar el viaje con una visita a Calasparra y al cañón de Los Almadenes. En el camino nos quedan Puebla de Roda, sobre un enclave rocoso, y el monasterio de Obarra.

Dónde dormir Bodegas de Arnés bodegasdearnes.

Escapadas de fin de semana en España - Voyage Privé

Primero fue la película Ochos apellidos vascos y ahora la serie de éxito mundial Juego de Tronos. Los sucesivos estratos rocosos forman el llamado flysch, que se extiende por el resto de la costa, entre las localidades de Deba y Mutriku. Dónde dormir Casa Rural Jesuskoa jesuskoa. Para comer Asador Bedua bedua. Pescados, mariscos y carnes a la parrilla.

No te lo pierdas Las vistas desde la ermita de San Telmo. El interior de la isla de Ibiza es una sucesión de campos de olivos, bosques de pinos y pueblos con un encanto especial, como Sant Miquel de Balasant, con su preciosa iglesia Santa Agnès de Corona, espectacular en el mes de febrero con los almendros del Pla en flor, Santa Gertrudis de Fruitera, con sus casitas blancas, y Sant Rafel de Sa Creu, declarado zona de interés artesanal. Dónde dormir Can Lluc canlluc. Hasta aquí se puede llegar en barco desde Santa Pola o desde Alicante. Las murallas, un museo, calas de agua transparente y un pintoresco puerto.

Sus atardeceres son míticos. Un lugar para descubrir. Dónde dormir Hotel Isla Tabarca hotelislatabarca. Un sueño perdido. Dos imprescindibles: Dónde dormir Parador de Aiguablava parador. No te lo pierdas Los pueblos medievales del interior Monells, Peratallada, Pals. Dónde dormir La Almendra y el Gitano laalmendrayelgitano. No te lo pierdas Descubrir la costa navegando en kayak buceolasnegras. A la entrada de su ría se alzan solemnes, cada uno en una orilla, los castillos de San Felipe y La Palma.

Dónde dormir Parador de Ferrol parador. Para comer La caldeirada de pescado de Medulio restaurantemedulio. El Paisaje Protegido de la Costa Occidental asturiana combina paisajes abiertos al mar con extensos prados. Dónde dormir Casona de la Paca casonadelapaca. Para comer El pastel de centollo de Cabo Vidío cabovidio.

Descubre en Almería un parque natural que te maravillará

No te lo pierdas El Palacio Selgas selgas-fagalde. Para una primera escapada proponemos centrarnos en su zona norte, en la que ese viento se erige en auténtico creador del paisaje que conforma el Parque Natural de Corralejo, con sus blancas dunas. Dónde dormir Avanti Hotel Boutique avantihotelboutique. Para comer Pescado fresco en La Vaca Azul vacaazul.

No te lo pierdas Una excursión en barco a la isla de Lobos navieranortour. Uno de ellos es el Parc Natural de la Península de Llevant, al noreste de la isla, que incluye la reserva marina que se extiende entre cala Mata y Cap des Freu. Hay montañas, valles, acantilados y hasta un poblado talayótico, el de Ses Païsses, en Artà, municipio que cuenta también con unas espectaculares cuevas. Dónde dormir Na Set Centes www.

Para comer Ses Cases de Fetget sescasesdefetget. Para degustar cocina mallorquina creativa. Ya en Elizondo se pueden seguir diferentes rutas, como las que conducen a la cueva de Zugarramurdi, la de las brujas, y a las de Urdazubi Urdax, un universo de estalactitas y estalagmitas. Dónde dormir Zigako Etxezuria zigakoetxezuria. Para comer La menestra de verduras de Santxotena santxotena. Dónde dormir Casona Cantiga del Agüeira cantigadelagueira. Dónde dormir Hotel La Salve hotellasalve. Para comer Casa Parrilla casaparrilla.

Dónde dormir Vivood Hotel Paisaje vivood. Diseño exclusivo en medio de la Naturaleza.


  • ¡Escápate por Europa!.
  • milanuncios mujeres madrid.
  • {{diapoTitle}};
  • Video Playlist.

Para comer Cordero al horno en el restaurante Xorta restaurantexorta. El amplio horizonte que nos brinda incita a salir a recorrer sus inmediaciones y acercarnos hasta Monfragüe, donde las aguas de los ríos Tajo y Tiétar han ido esculpiendo sus característicos farallones.

Dónde dormir Hospedería Parque de Monfragüe hospederiademonfrague. Para comer Embutidos ibéricos y especialidades extremeñas en el restaurante Carvajal monfrague. No te lo pierdas Una experiencia birdwatching rutaspormonfrague. Al norte, el Duero. Al sur, el Tormes. Delimitada por el fluir de sus aguas, la comarca de El Sayago Zamora es tierra de profundas gargantas y peñas de caprichosas formas cuya presencia aumenta a medida que nos adentramos en Los Arribes, tan cerca ya de Portugal.

Dónde dormir Posada rural La Mula de los Arribes lamuladelosarribes. Para comer Posada de Doña Urraca posadadedonaurraca. Forma parte, junto a las sierras de Segura y las Villas, del mayor espacio protegido de España. Dónde dormir A elegir: Para comer El Mesón Leandro mesonleandro. Estrechos cañones, pueblos que parecen sostenerse en el aire y casas excavadas en la roca. Estas son las sorpresas que aguardan en este curioso paraje de La Manchuela Albacete , con huertas que van dejando paso a paredes que superan los cien metros de altura. Entre las localidades que atraviesa, tres que no hay que perderse: Dónde dormir El Refugio de La Manchuela refugiodelamanchuela.

Para comer Gazpacho manchego en El Mirador mesonelmirador. No te lo pierdas Un paseo en piragua avenjucar. Hay que atravesar, entre pinos silvestres, el valle de la Revinuesa, para llegar hasta las inmediaciones de la Laguna Negra Soria , envuelta siempre en leyendas. Encajada entre paredes graníticas a 2. Desde aquí se inicia el ascenso al Pico de Urbión. Dónde dormir La Piñorra lapinorravinuesa. Para comer Sopa castellana en Visontium hostalvisontium.

Una visita que hay que completar siguiendo el itinerario megalítico de Haizko, del que forman parte el dolmen de Fuentellano y las necrópolis de La Cabaña. Dónde dormir Casa rural Gailurretan gailurretan. Para comer El cocido de alubias de Casa Garras casagarras. No te lo pierdas Karpín Abentura karpinabentura.

Un desierto de película

No, no es La Provenza francesa sino la española Guadalajara. Cuando llega el verano los campos de esta localidad alcarreña se pintan de morado. Es entonces cuando se inicia la recolección de la flor de lavanda, que se corta artesanalmente para después dejarla secar al sol. Dónde dormir Hotel Spa Niwa hotelspaniwa. Imprescindible, sus masajes orientales. Para comer Quiñoneros quiñoneros. Cocina tradicional, con un toque creativo. No te lo pierdas El Festival de la Lavanda festivaldelalavanda.

Esta ruta turística, que busca revitalizar los pueblos a través de sus tradiciones, pasa por diferentes municipios de Jaén, Sevilla y Córdoba, provincia a la que pertenecen estos cinco pueblos, perfectos para visitar en una misma escapada: Dónde dormir Casa Baños de la Villa casabanosdelavilla.

Para comer La Casilla de Cabra mesonlacasilla. Cocina andaluza. El colofón lo pone el castillo de Coca, perfecto ejemplo de arquitectura militar mudéjar, rodeado por un profundo foso. Dónde dormir Hospedería de Santo Domingo hospederiadesantodomingo. Para comer Cochinillo o cordero en La Casa Vieja lacasavieja. No te lo pierdas Las Edades del Hombre , en la localidad de Cuéllar a partir de la primavera.

52 escapadas de fin de semana por España

Es una de las siete comarcas naturales en que se divide la provincia de Sevilla, un compendio de arte e historia donde todo confluye: Para comer La Yedra , con un tranquilo e idílico patio. Grabadas en los muros de su casco viejo, una horma de zapato y una vara de medir, herramientas de venta utilizadas en la Edad Media, ilustran su pasado comercial.

Para encontrar la vara hay que acercarse al Arquillo del Pan en la plaza Chica; para encontrar la horma, situarse frente a la Puerta de Jerez, una de las entradas a esta ciudad enclavada a orillas de la Tierra de Barros Badajoz , con ese evocador ambiente de Al Andalus que desprenden sus calles. Dónde dormir Parador de Zafra , construido sobre un castillo del siglo XV.